Una cura de humildad


Hoy, en esta sección voy a analizar la entrada que realizó Chaco Morais en su blog Tedeté alojado en las páginas del Heraldo de Aragón sobre la nueva serie de la ABC, Mr. Sunshine. La producción está producida, escrita y dirigida por Mathew Perry, por muchos recordado por su Chandler de Friends, por unos pocos por Matt Albie de Studio 60. Por cierto, decir antes de nada, que es un blog que me gusta mucho a pesar de que nunca coincidimos. Empiezo con LA CONTRACRÍTICA:

Querría haber dicho que Matthew Perry se parece demasiado a Chandler Bing. Sí, era él quien lo interpretaba, pero es que en la nueva serie que se estrenó el miércoles en Estados Unidos, ‘Mr. Sunshine’, lo vuelvo a ver de Chandler. Los mismos caretos, por mucho que ahora se haga llamar Ben.

Rowan Atkison (Mr. Bean) explicaba hace tiempo en una entrevista cuando se estrenó Jonhy English que los actores cómicos tienen un problema y es que el humor físico que pueden desarrollar es siempre el mismo. Es decir, tienen la misma cara, pueden simular los mismos ticks faciales, etc. Lo que puede cambiar es el guión, los diálogos y los de Mr. Sunshine, para bien o para mal, es muy distinto en ese aspecto a Friends… Es una comedia mucho más disparatada.

De todas formas esto de ver a la persona en vez de al personaje creo que es algo tremendamente personal. El otro día leyendo foros lo decía de Bardem, lo he oído decir de Deniro, pero no de Morgan Freeman que te lo tragas como Dios, como el diablo o como si hace el biopic de Javier Bardem.

Querría haber hablado también del peligro que tiene poner en marcha una ficción con tanto actor encasillado o en riesgo de. Por ese circo que ha montado el ex ‘Friends’ también actúan Jorge García, el inolvidable Hurley de ‘Perdidos’, y Allison Janney, que aunque tiene una gran trayectoria detrás, los catódicos aún la tenemos asociada a ‘El ala Oeste de la Casa Blanca’.

Hablar de actores encasillados cuando hablas de Perry tras su muy distinto personaje de Studio 60, de Jorge García que de momento no ha tenido ni tiempo de encasillarse o desencasillarse, y de una actriz cuyos personajes (ver Juno, El Ala Oeste o Mr. Sunshine) no pueden ser más diferentes.

El encasillamiento es complicado de definir. ¿Steve Carrel está encasillado? ¿Siempre hace el mismo tipo de producto? Sí… encasillado no lo sé… Pero, como he dicho, estos tres son ejemplos, por distintas razones de actores a los que (todavía) no se pueden encasillar.

Matthew Perry es el productor del tinglado, podría haberse buscado una historia con más profundidad o un personaje de más calado, que el de un jefecillo de un gran recinto que alberga eventos deportivos, musicales, etc. Claro, que tras la cancelación de ‘Studio 60’, menudas ganas le habrán quedado…

¿Una historia más profunda? ¿Qué profundidad tiene seis amigos que viven en pisos cercanos? ¿Tres frikis con extrañas vivencias personales? ¿Un monologuista y su vida personal? De un argumento muy sencillo se pueden sacar grandes historias y sobre todo en comedia lo que más importa son los guiones y la profundidad de la premisa no es tan importante. Lo importante es reirte y Mr. Sunshine es muy divertida y entretenida.

 Querría haber hecho todas estas críticas y más. Pero es que he visto el primer capítulo y me lo he pasado tan bien y me he reído tanto, que le doy un voto de confianza a ‘Mr. Sunshine’. Aunque esté llena de tópicos, aunque sea más exagerada y obvia que ‘Salvados por la campana’, aunque seguramente derivará en una moñada importante, con esa trama de tensión sexual resuelta, pero luego no… Y además, no queda otra que verla, porque tendrá cuerda para rato. En su puesta de largo, consiguió más de diez millones de espectadores, superando, lo que son las cosas, a la serie que está sustituyendo, el ‘Cougar town’ de la que fuera su esposa en ‘Friends’, Courteney Cox. Así, no me extraña que Matthew Perry se sienta ‘Mr. Sunshine’. O sea, Pepe el sonrisas. La alegría de la huerta.

¡Zas! En todos los dedos. Estaba leyendo la crítica y soltando todo tipo de improperios mentales, cuando la dialéctica de Morais me dejó totalmente vendido. En realidad, por una vez, los dos pensabamos lo mismo sobre un producto y esto es una cura de humildad. Puede parecer que cuando escribo esta sección me subo a un pedestal criticando a mis colegas blogueros, pero nada más lejos de la realidad de la intención de dicha sección. Y creo que hubiera sido un poco falso tras haber decidido mentalmente darle caña al Señor Morais, escoger otra crítica y e irme de rositas… Así que, aquí queda mi disculpa en forma de CONTRACRÍTICA o algo.

Anuncios

2 Responses to Una cura de humildad

  1. Chaco Morais says:

    Un crítico criticado… ¡me gusta la idea! Como corresponde a un blog sobre televisión, todos los comentarios son muy subjetivos, está claro. Me parece genial que alguien no esté de acuerdo, para eso están los colores, que dicen que son como los gustos. Yo sigo también a muchos de mis compañeros de otros medios, aunque no encuentre a veces puntos en común, solo por el placer de leerlos y, luego, de poder discrepar. Así que, a pesar de todo, gracias, que los que escribimos en los periódicos también necesitamos nuestras curas de humildad. Eso sí, la “cara Chandler”, por mucho que diga Rowan Atkinson, tendría que patentarla… ¿O no? Un abrazo

    • Erik López says:

      ¡Qué gusto ver tu respuesta! Y si la cara es única y patentarla no sé, porque no creo que nadie pueda igualarla… Y claro que los comentarios son subjetivos pero bueno, todas las opiniones lo son. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: