El tocino veloz


LA CONTRACRÍTICA de hoy no va exactamente sobre televisión, pero si con algo muy relacionado con la televisión: Las descargas.  Ayer, en el blog En tiempos como estos su autor hacía una reflexión sobre las descargas titulada:  La velocidad, el tocino, Espartaco y las descargas.

…es muy sencillo entender que de la misma forma que nadie tiene la ocurrencia de decir que al poner la tele y ver una película estoy “robando”, o de la misma forma que nadie tiene la ocurrencia de decir que cuando pongo cadena 40, le estoy quitando dinero a Alejandro Sanz, tampoco nadie debería tener la ocurrencia de decir que cuando voy a “seriesyonkis” le estoy robando a nadie. Por un simple motivo, igual que cada espectador de una película de TV, igual que cada oyente de una canción en la radio, no son un comprador del producto físico, tampoco el que ve una película en megavideo, es un comprador perdido del producto físico.

Vamos a ver, no sería exacto decir que un usuario de seriesyonkis está robando por visionar en esa página un producto audiovisual. En realidad, son los dueños de seriesyonkis los que están apropiándose indebidamente de ese producto ya que estas personas no han pagado a los poseedores de los derechos de dicha obra la cantidad acordada para reproducirla en su web. En cambio, las televisiones y cadenas musicales si lo han hecho, ahí radica la diferencia sustancial.

De hecho, entre toda esta polémica dichas páginas no se han molestado (o por lo menos no lo han hecho público) en llegar a un acuerdo con los autores, productoras o distribuidoras y convertirse en una plataforma oficial. ¿Por qué? Porque tendrían que pagar grandes cantidades de dinero para que dichos visionados fueran legales. Cada vez, que un usuario entra en una de estas páginas, un señor que no ha movido un dedo para crear esa obra ingresa dinero por ella, mientras sus autores (no hablo solo de cantantes conocidos, sino de guionistas, directores, iluminadores, fotógrafos, actores, sonidistas, montadores y un largo etcétera) que han dejado meses de su vida en llevarla a cabo no ven ni un duro.

Tampoco hay que ser muy inteligente, pues si yo puedo verlo, cualquiera podrá, que si existe seriesyonkis, o cinetube o pordescargadirecta, es simplemente por la pura inacción de los medios de comunicación  y cultura tradicionales, anquilosados en el S.XX y que no han sabido llevar un modelo de negocio coherente al S.XXI. 
 
SeriesYonkis, Cinetube, Pordescargadirecta, no son más que meros productos de transición, meras islas en un mar, que intentan satisfacer una demanda que no está siendo cubierta. Son “apaños”, “parches”, “sustitutos” de lo que desea la gente: una televisión y una radio de calidad en Internet pero además con las características que tiene internet: el poder elegir lo que quiero, cuando quiero.
Es verdad que estas páginas dan oferta a una demanda existente. El problema es que no puedes obligar a una industria a seguir lo dictados de un grupo de gente. ¿Es recomendable que lo hicieran?  Si, pero no puedes coaccionarles bajo la amenaza de robo… eso es extorsionar. De todas formas, la industria televisiva, cinematográfica y musical ya están buscando soluciones al problema. Lo que pasa es que esta búsqueda es lenta y tardará en llegar.
 
De todas formas, es gracioso que constantemente hablen de un modelo de negocio coherente en un país que se ha hundido cuando se ha hundido la construcción. Un modelo de negocio nada coherente. Con esto quiero decir que debemos darnos cuenta que la adaptación a estas nuevas tecnologías va a llevar años y que los autores (y toda la lista de personas citadas antes) deben seguir pudiendo vivir de su profesión. En cualquier caso, de ninguna manera se debe solucionar dicho distanciamiento mediante la extorsión y el robo, y con esto no pretendo insultar a nadie.  Es como si al butanero (siguiendo la metáfora de uno de los comentarios del blog) le robaras las bombonas porque existe el gas natural…
 
Por tanto y en conclusión, ¿si cuando veo Spartacus: Sangre y Arena en Play Cuatro no estoy cometiendo ningún delito y tampoco estoy pagando un solo euro? ¿Por qué me quieren hacer creer que cuando lo veo en Megavideo sí lo estoy cometiendo? ¿Porque ellos no se llevan su parte del pastel?
Si, porque la gente que crea esos productos quieren llevarse una parte de su pastel. El pedazo que les corresponde. Cuando ves un capítulo a través de Play Cuatro, la web de Antena 3, Telecinco o La Sexta, la cadena y los autores reciben ingresos por publicidad y aunque a ti te resulte gratis ellos si reciben lo que les corresponde. Un modelo que todavía no es rentable para los productores y aún así está implantado con casi todos los productos patrios ya que los importados tienen otro tipo de contratos y no pertenecen al canal en su totalidad.
 
Para terminar, quiero hacer una reflexión sobre la Ley Sinde, sobre la cual estoy en total desacuerdo. Muchos internautas arremeten contra los autores españoles por su aplicación. ¿De verdad creen que el lobby cinematográfico/televisivo de Hollywood no ha presionado? Nadie quiere que le roben su trabajo y parece que es difícil de hacerlo entender en un país que se está dispuesto a todo por el todo gratis.
Anuncios

2 Responses to El tocino veloz

  1. Me quedo con esto: “De todas formas, es gracioso que constantemente hablen de un modelo de negocio coherente en un país que se ha hundido cuando se ha hundido la construcción. Un modelo de negocio nada coherente.” Con el resto del texto también concuerdo, pero es normal encontrar el tipo de opiniones que citas cuando parece que los culpables son los internautas, cuando en realidad no es así. Aunque también es más fácil quejarse que enterarse de qué va el asunto. Y simplificar-generalizar es la mar de sencillo. El Gardian publicó hace un tiempo un artículo relacionado con la piratería y la música bastante esclarecedor, aquí tienes el enlace por si lo quieres leer

    Dicho esto, yo también estoy en contra de la Ley Sinde y creo que no va a servir absolutamente para nada. ¿Por qué? Principalmente porque ha sido escrita -o eso parece- por personas que no tienen ni idea de lo que es Internet y lo simple que resulta mover un dominio a la otra parte del mundo para burlar la Ley (“hecha la ley, hecha la trampa”). Por supuesto, hay más razones. Pero la culpa, como en todo, no la tiene sólo una parte. No se puede criminalizar a unos y alabar a otros sin más. Las páginas de descargas y visionado han servido para que muchas personas puedan comer y no me refiero a sus creadores, sino a autores, artistas que gracias a que han colgado sus obras libremente en la red han conseguido que la gente vaya a sus conciertos, que les sea más fácil encontrar financiación para un corto-medio-largometraje o que una editorial se fije en ellos y les dé la oportunidad de publicar sus obras. La diferencia es clara: ellos decidieron colgar sus obras libremente para que fuesen consumidas masivamente en la red. También deberíamos preguntarnos si el actual sistema de pago es coherente. Como tú bien dices, queda mucho camino por recorrer.

    Y si, la industria cinematográfica española no es lo suficientemente poderosa como para liar la que se ha montado. Puede estar de acuerdo o no, pero Hollywood es quien manda.

    • Erik López says:

      Lo que es imposible de defender es la extorsión. Los autores y productoras son dueños de los derechos de sus obras y esa corriente que hay internet, de q les jodan que yo no quiero pagar y como la tele es gratis esto también es ilógica, fuera de sentido y sin ningún tipo de defensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: