Amigos sadomasoquistas y muy bromistas


Año nuevo, tópicos viejos. Y es que viendo los datos de audiencia, sólo cabe una explicación: CNN+ era como ese amigo que siempre está. Si, ese a él que cuando necesitas hablar llamas y él sin dudarlo responde porque ha asumido que lo suyo son los malos momentos, que en los buenos no te acuerdas de él. Este trauma es propio de los informativos en sí: Sus mayores audiencias son durante las tragedias y es un gran handicap para un canal dedicado enteramente a informarnos. No dudo que durante los momentos tensos (huelgas de controladores, atentados, etc.) mucha gente recurría al canal de Prisa… pero, toda relación de amigo-pañuelo tiene su límite, y su empresa madre ha decidido que es hora de que la audiencia interesada se busque las habichuelas por otro lado y es que hemos hecho el mismo caso a unos señores encerrados en un chalecito con piscina que a nuestro buen amigo y aún así, hay gente que crítica a Telecinco y Prisa por la decisión…

A mí es que se me ha pegado el espiritú de la promo de Telecinco para dar la bienvenida a Cuatro… y he decidido hablaros de mi panda de amigos televisivos. Y si pienso en amigos, me viene a la cabeza esa amiga perversa que siempre dice que va a cambiar. Y es que 21 días parecía que desde la salida de Samanta Villar (al fantástico Conexión Samanta) había bajado los niveles de morbo y que había dejado de lado los porros y el porno, pero no y es que esa amiga perversa siempre recae en sus vicios y el próximo reportaje será ’21 en el sadomasoquismo’… Así, que es hora de preparse para unas dosis de Adela Úcar con el latigo y es que en el fondo mola tener algún amigo perverso, que siempre le dan aliciente a la vida… Es como ver una noche Intereconomía, que no será buena tele pero se descarga una de tensiones gritándole al señor del parche… 21 días viendo Interecomía: Eso es perversión. ¡Qué no me oiga Vasile!

Y si de amigos hablamos, ‘Algo pasa con Marta’ era esa amiga que se cree superguay y es una choni… Porque seamos sinceros, a pesar de la estupenda mano de pintura dada por Globomedia, el programa no era más que un talk-show, un Diario de Patricia con ínfulas de gran programa… Y es que hay que aplaudir la iniciativa de remodelar un género tan poco dado a innovaciones, pero no ha podido ser. La Sexta ha cancelado el programa.

Para ser sinceros, los responsables del show poca culpa tienen en este fracaso, más bien ha sido cosa de las ansias de la cadena por salir del callejón en el que se habían metido: Un talk show para llenar la tarde de posiblemente el canal menos apto para este tipo de programas de la televisión española… lo que pasa es que podían haber disimulado un poco. Vaaale, que no les gustó el resultado, pero ponerlo en navidades (dónde la programación habitual se va de vacaciones porque el público y los horarios se vuelven locos e impredecibles), con un lead-in con refritos de Sé lo que hicisteis y encima lo cancelas antes de que vuelva el programa de Ángel Martín y Patricia Conde… Y es que hasta creo que con los horarios normalizados y un lead-in decente podía haber funcionado… ¡Han asesinado a nuestra amiga guay-choni!

Pero La Sexta no es a la única cadena que le pueden las ansías, en la misma fila del mando Cuatro ha presentado la nueva temporada de ‘Fama ¡A bailar!‘ (qué es ese amigo molón venido a menos) que no sé si es revolution o no, pero que cansino se está volviendo un rato. La temporada pasada terminó con las audiencias más bajas de su historia hace menos de ¡UN MES! y es que el Grupo Telecinco parece que tenía ganas de cargarse a Paula Vázquez y nada más. ¿Que habrá hecho? De verdad que me tiene intrigadísimo… La verdad es que el final apresurado de la temporada anterior tenía mucha lógica porque la fórmula parecía agotada a pesar de las continuas reformas…

La vuelta del reality confirma una cosa: Los nuevos jefazos de Cuatro están decididos a quemar el reality o dar un petardazo… lo peor es que seguramente lo quemen del petardazo que dará los primeros días con Tania Llasera al frente. Supongo que la promoción del Todo Poderoso Grupo Telecinco hará maravillas, pero como será más de lo mismo, aunque supongo que con más carne y menos malla, los espectadores volverán a la tele de calidad… no vayan a cancelar Sálvame y Telecinco tenga que poner también en su canal Gran Hermano 24 horas por tener para rellenar… ¡Qué Vasile no me oiga!

Y para terminar, lo hacemos con el amigo cachondo, que esta semana han sido los del programa radiofónico de Catalunya Radio,  ‘Tot és molt confús (Todo es muy confuso)’.  Os preguntaréis que habrán hecho estos señores… ¿Se habrán atrevido a llamar a Vasile y gastarle una broma?… ¡Noooo! No han llegado a tanto, pero casi: Haciéndose pasar por el president de la Generalit, Artur Mass, llamaron a la Casa Real pidiendo una conversación de carácter urgente con el Rey… Si es que ya no hay respeto por la sangre noble… ¿Qué será lo siguiente? ¿Reírse de que la Duquesa de Alba no sabe hablar?… Bueno, creo que eso ya lo hace habitualmente Telecinco… Lo que decía, si es que no hay respeto. Lo mejor la excusa… oiga que no hemos mentido… que tenemos un compañero que se apellida Mass… ¡Y yo sin un amigo que se apellide Zapatero! ¡Tantos amigos para nada!

Anuncios

¡Yo la veía! Bueno a veces… bueno, sólo fue una vez


– Érase una vez que se era un país muy, muy, pero que muy lejano donde la cultura era adorada, los cantos de trovadores eran repetidos en tabernas y mercados y los poetas eran aplaudidos a cada paso.

– Me parece un país aburrido, pero seguro que a la gente aburrida, digo mayor, les encantaba…

– Pues no lo sé… porque no es el país donde transcurre la historia. La nación donde sucedía todo esto era todo lo contrario y como a ti todo aquello les parecía aburrido…

– Papá, ahora me siento mal… pobres poetas…. en tus relatos nunca nadie les quiere…

– Pues también es verdad… A la gente de ese país no tan lejano le pasó lo mismo: Se sintió mal cuando la cultura fue desplazada a urnas opacas, cuando los cantos de trovadores servían para envolver pescado y limpiar licores arramados…

– ¿Y por qué?

– Porque en el fondo todos saben de lo necesario que es todo ello, pero muchas veces es más sencillo escuchar cantos de sirena que tristes reales canciones, es más fácil observar a bufones y enanos patizambos que seguir las vicisitudes de reinos, reyes y los devenires de nuestras propias vidas.

– ¿Había enanos patizambos? ¿Qué un patizambo?

– Señores con la dignidad torcida. Pero, no era este el principal problema…

– ¿Había un oscuro hechicero que les iba a matar a todos?

– No, en ese país no necesitaban de hechiceros… ya se fastidiaban solos… El principal problema radicaba en la hipocresía de sus ojos y bocas…

– ¿Un ojo puede ser hipócrita?

– Y tanto que pueden… Pueden ver una cosa y hacer como que miran a otra… y si encima le sumas labios procaces tienes muchas mentiras contadas.

– ¿Y que mentiras eran?

– ¡Yo lo veía! Bueno, a veces… bueno, lo vi una vez…

– ¿De que me hablas, papá?

– De las noticias hijo, de las noticias…

– ¿Y qué ha pasado?

– Resultado deportivo: CNN y GH han empatado.

Va de retiradas


– Érase una vez que se era un trovador de enorme talento para contar realidades sin un verso de más, para hacer entrevistas sin preguntas de menos y una habilidad para ganarse respetos y odios a partes iguales…

– Y, papá… ¿Tú eras de los que le quería o de los que le odiaba?

– Es difícil no querer o por lo menos tener cariño a alguién que cuenta tantas realidades, siempre con integridad, durante tantos años…

– ¿Y quién era el trovador?

– En realidad, esta historia son dos historias… que empiezan igual pero acaban distinto. Una muy lejos… y otra muy cerca.

– ¿Y cómo me vas contar dos historias?

– Con dificultad, hijo, con dificultad… que me gustan los estrenos difíciles… La primera, la de lejos, habla de un trovador que tras muchos años de trabajo, la mayoría en la sombra, consiguió el éxito cantando realidades con métricas de verosimilitud y por ello fue recompensando con 25 años de oídos atentos.

– ¿Y la segunda?

– Es parecida… Tras, cantar las noticias a diario con su rostro descubierto, dejó que su voz fuera nuestra única compañera y durante veinte años sus cantos nos despertaron… a veces, eran tristes, a veces alegres, pero siempre veraces e integros.

– ¿Y qué pasó con ellos? Es que esto no avanza… ¿Cuando se los comen los dragones?

– Al primero nunca… porque allí, en los países lejanos, a pesar de tener 77 años y una larga carrera, o tal vez por ello, despiden a los trovadores como se debe. Con su mejor  canción. Por ello, en la retirada de The Larry King show estuvieron varios reyes, antiguos y actuales (Obama y Clinton), diferentes cortesanos y un montón de trovadores para cantar el te echaremos de menos.

– ¿Y al segundo? ¡A este si que se lo comieron! ¡Venga cuéntamelo!

– En realidad, no sé si fue un dragón o el apetito de un rey oscuro, llamemosle Berlusconi I de la Mediaset…

– ¿Y qué le hizo? ¿Le encerró y le quitó el amor de su hija, la bella princesa?

– Algo parecido… Cerro el castillo donde los trovadores se habían resguardado de la fragmentación televisiva y así le impidió que cantara las canciones de realidad sin un verso de más, que hicera las entrevistas sin preguntas de menos y se siguiera ganando respetos y odios a partes iguales…

– ¿Y cómo termina esta historia?

– Hijo… sólo puede terminar de una formar, cantando el Iñaki Gabilondo te echaremos de menos.

A %d blogueros les gusta esto: